¿Se puede luchar contra el uso del smartphone privado en el trabajo?

 

Uno de los principales problemas de algunas empresas es evitar las distracciones para los empleados. Tradicionalmente estas han estado relacionadas con elementos ajenos al uso que debían hacer de las herramientas de trabajo para cuestiones personales ajenas al mismo. El correo electrónico, Internet o el smartphone son algunos de los enemigos de la productividad en la empresa.

En lo que se refiere a las herramientas corporativas es sencillo mantener bajo control el uso que hacen los empleados. Esto puede servir para correo electrónico e Internet. Pero el verdadero problema hoy en día está en el smartphone personal de los empleados. El uso del teléfono durante toda la jornada de trabajo supone una constante interrupción de las tareas y problemas de concentración.

Leer noticia completa en pymesyautonomos.com